Andaba el abuelo rápidamente por la acera de la calle Ancha, y a cada paso suyo daba Cadalsito tres, cogido de la mano paterna, o más bien colgado. D. Ramón se detuvo bruscamente, y giró sobre sí mismo, dirigiéndose hacia la parte alta de la calle, donde está el Hospital de la Princesa. Fijose Luis en la incongruencia de esta dirección, y observó, impacientándose: «Pero abuelo, ¿no vamos a casa de la tía Quintina, en la calle de los Reyes?».
-Sí, hijo mío; pero antes daremos una vuelta por aquí para que tomes el sol.

Miau

Address & Contact

GPS:

40.4340811, -3.6757367

Obtener ruta